Saltar al contenido
Tramites Colombia

Un empresario colombiano hace un combo de ataúd de cama de hospital para servir a los muertos de coronavirus

Las inquietantes imágenes de los cuerpos de decenas de víctimas de coronavirus que esperan ser enterrados en las calles de la ciudad más grande de Ecuador, Guayaquil, han motivado a un empresario de la vecina Colombia a diseñar algo que espera que impida un escenario similar en otros países: camas de hospital que puedan ser convertidas en ataúdes.

El sistema de salud de Colombia hasta ahora no se ha visto abrumado por los pacientes de COVID-19 – el país está llegando al final de dos meses de cuarentena – pero la pandemia ha causado el hacinamiento en los hospitales y funerarias de otros lugares.


Recomendado: constancia de pago aportes en linea .


Preocupado por la posibilidad de que el sistema de salud de su país se vea en algún momento sobrecargado, Rodolfo Gómez, cuya empresa ABC Displays suele producir material de marketing, diseñó los ataúdes de cama de cartón.

«Vimos lo que estaba sucediendo en Ecuador, que la gente sacaba a la calle a los familiares muertos… lo que también está sucediendo es que los servicios funerarios se están colapsando con la pandemia», dijo Gómez, de 44 años. «Así que empezamos a desarrollar una cama que podría convertirse en un ataúd.»

Las camas tienen barandillas metálicas, ruedas con frenos y pueden inclinarse hacia arriba y hacia abajo. Pueden soportar hasta 150 kg. (330 lbs.). Dijo que los ataúdes de cama biodegradables cuestan entre 92 y 132 dólares.


Recomendado: consulta fosyga de afiliados .


Gómez espera que su bajo costo signifique que los gobiernos locales y provinciales puedan equipar a los hospitales rurales o con fondos insuficientes de manera económica. Convertirlos en ataúdes si un paciente muere también reducirá la posible contaminación, dijo.

«Una vez que los cuerpos están preparados se convierten en un ataúd y se cubren», dijo Gómez en su fábrica de Bogotá, que puede producir hasta 3.000 camas al mes. «El personal que está cerca no está expuesto a riesgos biológicos».

Los primeros ataúdes de cama serán donados al hospital de Leticia, una ciudad amazónica colombiana que tiene un alto número de casos y una capacidad hospitalaria limitada.

Gómez dice que ya ha hablado con posibles compradores en el Perú, Chile, el Brasil, México y los Estados Unidos.

canal de telegram