Afirmaciones de “escuadrones de la muerte de coronavirus” mientras Colombia es sacudida por nueve masacres en sólo dos semanas

Durante las últimas dos semanas, Colombia se ha visto sacudida por una ola de masacres que han matado al menos a 42 personas, según la policía.

Las masacres, definidas como el asesinato de tres o más personas en un solo acto de asesinato, han tenido lugar en todo el país latinoamericano, desde el estado occidental de Nariño hasta el estado de Arauca en la frontera oriental con Venezuela.


Recomendado: consulta de fosyga sisben .


Se cree que la primera de las masacres ocurrió el 11 de agosto en la ciudad de Cali cuando cinco adolescentes fueron asesinados en un campo de caña de azúcar.

f965b732 e627 4c1c 8027 64050f152b45

Los agentes de policía proporcionan seguridad en el lugar donde cinco jóvenes fueron asesinados la noche anterior, en Cali, Colombia, el 12 de agosto de 2020.Desde entonces, ha habido al menos otros ocho asesinatos. El 21 de agosto se encontraron los cuerpos de seis personas en un bosque del municipio de Tambo, en el sur del Cauca.

Y el 28 de agosto, unos pistoleros encapuchados mataron a tres personas, entre ellas un niño de 13 años, cerca de la ciudad de Andes, en el noroeste del país.

Según se informa, el comandante de la policía regional, coronel Ever Gómez, dijo que los pistoleros entraron en una granja y abrieron fuego, matando a dos personas al instante. La tercera víctima murió en el hospital.


Recomendado: como hacer un derecho de peticion para salir de datacredito .


El último asesinato fue el noveno en dos semanas y eleva el número de muertos desde el 11 de agosto a por lo menos 42.

Alberto Posso, de Ecuador, es profesor de economía en la Universidad RMIT de Melbourne y director del Centro de Desarrollo Internacional de la universidad.

Describió la reciente ola de violencia en Colombia como “horrorosa” pero “ya no sorprendente”.

“Desafortunadamente, esto es algo que no es muy raro en la región de América Latina en general”, dijo el profesor Posso a SBS News.

“Me temo que Colombia está teniendo uno de esos episodios comunes en un país que desafortunadamente está acostumbrado a la violencia … Quiero estar más sorprendido”.

20502227 d222 490b 8d3d eaa22d990714

Una mujer está de pie sobre un ataúd durante el funeral de los cinco jóvenes asesinados esta semana, en Cali, Colombia, el 13 de agosto de 2020.

El mes pasado, la misión de paz de las Naciones Unidas en Colombia dijo que ya había documentado 33 masacres desde principios de año. El organismo local de control del conflicto, Indepaz, dijo que al 25 de agosto, ese número podría llegar a 46.


Recomendado: registrarse en cifin .


Entre las víctimas se encuentran más de 100 líderes sociales y defensores de los derechos humanos, según Danelly Estupinan, miembro de la organización afrocolombiana, cuyo informe fue publicado por Amnistía Internacional en junio.

Pero lo que llama la atención del Prof. Posso es lo poco que se sabe sobre los recientes asesinatos.

El viernes, el Presidente Iván Duque y el Fiscal General Francisco Barbosa anunciaron el arresto de dos de los presuntos autores del asesinato de cinco adolescentes el 11 de agosto. Un tercer sospechoso está huyendo.

El Sr. Barbosa dijo que los chicos fueron asesinados “en un acto de barbarie total”.

“Me parece que las autoridades están fallando un poco en tratar de averiguar qué hay detrás de esto”, dijo el Prof. Posso.

“Para mucha gente, esta ineptitud es chocante, pero desafortunadamente es algo que tampoco es muy raro en América Latina”.

479207b5 f877 483c aa1e 4620aacc5e9e

Una joven grita consignas de protesta durante una manifestación contra las masacres, en Bogotá.

¿Qué está impulsando las masacres?

A medida que las autoridades inician una investigación, surgen varias afirmaciones sobre lo que está impulsando las recientes masacres.

Algunos medios de comunicación locales y grupos de derechos humanos han informado de que los llamados “escuadrones de la muerte de COVID” están presuntamente dirigidos a los que están violando las restricciones del virus durante la pandemia.


Recomendado: consultar clave de pago aportes en linea .


El Sr. Duque impuso por primera vez un bloqueo nacional para controlar la propagación de COVID-19 a finales de marzo.

Según un informe publicado por la organización de derechos humanos Human Rights Watch el 15 de julio, numerosos grupos armados impusieron sus propios toques de queda, cuarentenas y otras medidas en al menos 11 de los 32 departamentos de Colombia que históricamente han sido abandonados por el gobierno.

HRW afirma que estos grupos han amenazado, asesinado y atacado a quienes consideran que no cumplen las normas. Según un informe de una universidad local, al menos 30 personas han sido asesinadas por romper la cuarentena.

“En varias comunidades de Colombia, los grupos armados han impuesto violentamente sus propias reglas para evitar la propagación de COVID-19”, dijo el director de Human Rights Watch Americas, José Miguel Vivanco.

“Este brutal control social refleja el fracaso histórico del estado para establecer una presencia significativa en áreas remotas del país para proteger a las comunidades en riesgo”.

Las masacres se producen cuando el país registró el mayor número de muertes per cápita de COVID-19 en las últimas semanas, con 43,1 muertes por millón de personas, según datos de la Universidad John Hopkins.


Recomendado: sena sofia plus 2 fase .


El país tiene más de 615.000 infecciones activas, y ha registrado poco más de 19.660 muertes.

El profesor Posso dijo que aunque la teoría de los escuadrones de la muerte es “posible”, cree que es poco probable.

“Creo que en este momento, América Latina es el epicentro del virus, y parece que la gente se lo está tomando en serio. Pero al mismo tiempo, las dificultades económicas asociadas a estos cierres son generalmente comprendidas”, dijo.

El presidente Duque ha acusado a los grupos armados financiados por el narcotráfico de estar detrás de la actual ola de masacres. Ha sido criticado por llamarlos “homicidios colectivos”.

Se trata de uno de los mayores picos de violencia desde la firma de un acuerdo de paz con el mayor grupo rebelde del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en 2016, que tenía por objeto poner fin a su guerra civil de varias décadas.

fd3b12bd 024c 4d18 a15d c51bfc7b8204

Jóvenes sostienen una pancarta de protesta durante una manifestación contra las masacres, en Bogotá, Colombia.

Sin embargo, el país sigue siendo víctima de guerras territoriales entre grupos armados que compiten por el control del territorio, entre los que se encuentran miembros disidentes de las Farc que rechazaron el acuerdo de paz, guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), grupos sucesores de los paramilitares, cárteles de la droga y el ejército.

“Una guerra territorial es probablemente lo más probable aquí”, dijo el profesor Posso. “Pero en esta etapa, también es cierto que esto es sólo una especulación.”

En última instancia, el Prof. Posso dijo que los recientes asesinatos están ocurriendo en un país políticamente polarizado y lleno de desigualdades.


Recomendado: telefono bucaramanga aportes en linea .


Muchos críticos han culpado al Sr. Duque, que heredó el acuerdo de paz del gobierno cuando asumió el cargo hace dos años, por no hacer lo suficiente para aplicarlo.

“Este acuerdo, desde una perspectiva histórica, fue bien reconocido por la comunidad internacional”, dijo el profesor Posso.

“El fin de las Farc condujo a algunas mejoras, pero todavía hay violencia económica, mucha violencia social – y desigualdad que en última instancia está alimentando esta violencia.

“América Latina está polarizada en lo que se refiere a la política, y esa división está ahora mismo en el hielo debido a la pandemia. Tenemos que recordar que mientras la desigualdad sea alta, estas divisiones van a impulsar a la gente y polarizarla política y económicamente en todo tipo de direcciones”.

Por ahora, el Prof. Posso dijo que una investigación transparente de los recientes asesinatos será vital para Colombia, como miembro reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“Colombia está deseando destacarse como un país que ha pasado de ser un país en desarrollo a uno desarrollado”, dijo.

“Si va a hacer eso, incluso en medio de la situación de la pandemia, tiene que mostrar que se está siguiendo el debido proceso.

“Entonces podemos hacer la pregunta, ¿está esto impulsado por la política, o es otra cosa?”

canal de telegram